Elecciones Judiciales en la Corte Superior de Justicia de La Libertad: LA NECESIDAD DE UN CAMBIO

caratula_elecciones_csj_libertad

Este jueves primero de diciembre se volverá a producir, como cada dos años, una renovación en las presidencias de la Corte Suprema y de las Cortes Superiores del país, renovación que puede significar –o reflejar- un cambio real en la estructura de poder existente en cada Corte, o simplemente consolidar al grupo judicial que se encuentre en el poder, dejando las cosas tal como están.

En el caso de la Corte Superior de Justicia de La Libertad, luego de dos períodos de gestión encabezados por jueces superiores que formaron parte de la gran “promoción” nombrada por el CNM en agosto del 2009, en la presente elección puede producirse un cambio de giro a partir de la presentación de un candidato que parece representar a aquellos magistrados que se han visto relegados estos últimos años de los puestos de poder institucional, acabando de esta manera con el reinado de algunas “argollas judiciales” enquistadas en esta sede judicial, como la encabezada por los jueces superiores VICTOR CASTILLO LEON y JAVIER REYES GUERRA en el ámbito de la justicia laboral.

Ambos magistrados forman parte, precisamente, del grupo de 14 jueces superiores que fueron nombrados en el 2009 por el CNM, junto con los dos magistrados que han encabezado la Corte de La Libertad en los últimos 4 años: AUGUSTO RUIDIAS FARFAN (hoy miembro del Consejo Ejecutivo del Poder Judicial) y CARLOS CRUZ LESCANO, Presidente saliente de esta Corte. También forma parte de este grupo MANUEL LUJAN TUPEZ, quien ha ejercido la Presidencia de la ODECMA La Libertad por dos períodos consecutivos, y quien como se sabe fue ampliamente favorecido por CASTILLO LEON en la demanda que aquel presentara contra la Universidad Privada Antenor Orrego (UPAO) por presuntos beneficios sociales.

De los actuales candidatos para hacerse de la Presidencia de la Corte de La Libertad para el período 2017-2018, uno de ellos forma parte también de esta promoción representando por ello la continuidad del grupo en el poder: JUAN RODOLFO SEGUNDO BARBOZA ZAMORA. Actualmente, éste integra la Unidad Desconcentrada de la ODECMA La Libertad, trabajando estrechamente con LUJAN TUPEZ y formando parte de su círculo más íntimo. Sin embargo, su trayectoria dentro de esta Corte es mucho más relevante, dado que estuvo a cargo del Equipo Técnico de Implementación del Nuevo Código Procesal Penal y presidió la Segunda Sala de Apelaciones en lo Penal, por lo que es posible que tenga el respaldo de los jueces de esta área judicial.

De acuerdo a su CV, Barboza Zamora cursó sus estudios de derecho en la Universidad Pedro Ruiz Gallo, donde obtuvo una maestría en Ciencias Penales y realizó estudios de Doctorado en Derecho y Ciencia Política, aunque sin titularse. Fue juez titular del Juzgado Especializado en lo Penal de Pacasmayo-San Pedro de Lloc del 2003 al 2007, estando luego a cargo del Juzgado Penal Unipersonal Supraprovincial de Chepén y Pacasmayo hasta su nombramiento como juez superior en el 2009. No se le conocen mayores méritos académicos.

Distinto es el caso del otro candidato a la Presidencia de la Corte de La Libertad, VICTOR RAUL MALCA GUAYLUPO. Actualmente, este magistrado se desempeña como juez supremo provisional en la Segunda Sala de Derecho Constitucional y Social de la Corte Suprema, presidida por JAVIER AREVALO VELA. MALCA GUAYLUPO fue promovido a dicho cargo en enero del 2014, en virtud a su trayectoria y méritos profesionales. Cabe destacar que en un reciente concurso a juez supremo, MALCA GUAYLUPO fue uno de los 4 únicos postulantes que aprobaron el examen escrito de 75 postulantes, examen que fue anulado por el CNM.

De acuerdo a su CV, MALCA GUAYLUPO cursó sus estudios de Derecho en la Universidad Nacional de Trujillo, obteniendo posteriormente una Maestría en Derecho Civil y Comercial en esa casa de estudios. Cuenta además con el grado de Doctor en Derecho por la Universidad Privada Antenor Orrego (UPAO), donde es profesor ordinario desde hace varios años, recibiendo un reconocimiento por su carrera docente en el 2007. Sus méritos académicos son relevantes, contando con un Diplomado en Alta Dirección y Gerencia para el Sector Justicia por la Universidad de Piura, otro Diplomado de Especialización en Sistemas Acusatorios por la AMAG y la Universidad de Alicante (España), además de diversas pasantías en Argentina, Chile, Colombia, Estados Unidos y Venezuela.

Su carrera judicial la inició en 1986, como secretario judicial en la Corte de La Libertad, siendo luego juez provisional en las Cortes de Justicia de Piura, Lambayeque y La Libertad en diferentes cargos hasta julio del 2003, cuando fue nombrado juez superior titular para la Corte de La Libertad, donde presidió en cierto momento la Primera Sala Penal de Apelaciones. Sin embargo, también cuenta con una experiencia y formación importante en materia laboral, habiendo realizado su tesis doctoral sobre dicho tema y escrito hasta dos libros en temas laborales: uno en el 2011 y otro en el 2013 (“Manual del Nuevo Proceso Laboral y Litigación Oral”), este último presentado en mayo del 2013 en la UPAO por el juez supremo Javier Arévalo.

Hasta donde se sabe, MALCA GUAYLUPO cuenta con un respaldo importante por parte de los 38 jueces titulares con que hoy cuenta la Corte de Justicia de La Libertad. Ante la prensa ha señalado que, entre las medidas que tomaría de llegar a la Presidencia estarían las de evaluar con mayor cuidado el nombramiento de jueces supernumerarios y otorgar una mayor transparencia a los procesos judiciales, dos de los problemas que hoy facilitan el funcionamiento de la “argolla” judicial laboral encabezada por VICTOR CASTILLO LEON. Su buen conocimiento de la justicia laboral, además de su cercanía a la UPAO –una de las principales víctimas del modus operandi de CASTILLO LEON- pueden ayudar además a ponerle freno a las decenas de sentencias injustas que han afectado a muchas empresas trujillanas, llevando incluso a su cierre o traslado a otras ciudades del país.

Por ello, su elección puede significar un paso definitivo para terminar de una vez por todas con el escándalo nacional y empresarial que significa el funcionamiento de la mafia laboral y de su entorno. Para ello, es necesario también que el nuevo Presidente cuente con el respaldo de un nuevo Jefe de la ODECMA, por lo que se espera que este cargo no recaiga en BARBOZA ZAMORA u otro de los miembros de la famosa “promoción del 2009”, como es el juez superior OLEGARIO DAVID FLORIAN VIGO, también cercano a CASTILLO LEON.

Informe Projusticia – NOVIEMBRE 2016